Cúspides Venezuela ( Montañismo y Fotografía) ANDINISTAS
 

Los 10 mandamientos del Montañista

 

En la vida nos regimos por  parámetros  y normativas que nos ayudan a seguir de la mejor manera diversas actividades y  vivencias  en plenitud, armonía y con el mayor  éxito posible de cada acontecimiento…
Como montañistas digamos que no podemos ajustar reglas y leyes que seguir;  pero podemos dar referencias, recomendaciones que podemos aplicar antes, durante y después de realizar nuestras escaladas y expediciones en alta montaña; a estas sugerencias hemos llamado “Mandamientos del Montañista”, que cada deportista podrá personalizar y contribuir a una de las formas para lograr el mejor éxito posible en nuestros ascensos y experiencias de montaña.

 

1. Estudiarás la ruta a hacer. Hazte con mapas de la zona y marca la ruta a realizar, para ver los desniveles que vas a encontrar, el tiempo que te va a llevar la marcha…
2. Planificarás la marcha. Planifica la hora de inicio y la hora final aproximada, contando con que debes tener horas de luz suficientes para realizar el recorrido y teniendo en cuenta descansos y posibles imprevistos. Deja avisado a alguien qué ruta vas a hacer y el tiempo aproximado que vas a tardar.
3. Mirarás la previsión meteorológica. Fundamental para equiparte convenientemente. Si echas un vistazo también al tiempo de los días anteriores podrás hacerte una idea de cómo te vas a encontrar el terreno: por ejemplo, si ha llovido habrá barro, si nevó las condiciones del hielo será variable...
4. Prepararás el equipo adecuado. Adapta el contenido de tu mochila según la duración de la ruta y la meteorología.
5. No olvidarás calentar. Antes de tirar para arriba como una cabra, calienta el cuerpo para evitar lesiones. Céntrate en los músculos de las piernas: cuádriceps, isquiotibiales… pero sin olvidar la espalda.
6. En las aproximaciones y media montaña comenzarás a caminar con poca ropa para evitar una transpiración en exceso al principio. Es preferible comenzar con poca ropa encima y a los 15 minutos regular las capas que necesites según la intensidad del esfuerzo y la temperatura exterior. En altura sobre los 5000 msnm debes mantener el calor corporal.
7. Seguirás un ritmo. Comienza lento para aumentar progresivamente el ritmo hasta llevar una cadencia de zancadas constante. Evita los cambios bruscos de ritmo o “calentarte” demasiado en las subidas. Ya sabes el dicho: “sube la montaña como un viejo para llegar a la cima como un joven”. Una fórmula “casera” para controlar la intensidad del esfuerzo (si no llevas pulsómetro) es poder mantener una conversación a la vez que caminas.
8. Realizarás descansos regularmente. Sobre todo si la marcha es de larga duración, realiza varios descansos de unos minutos para hidratarte y comer algo que te reponga los niveles de energía para segur ascendiendo.
9. Elegirás la técnica adecuada: en los ascensos lleva el tronco erguido, con el centro de gravedad en la pierna adelantada. Procura apoyar toda la planta del pie para no sobrecargar los gemelos. Cuanta más pendiente, más cortos tienen que ser los pasos. Si la pendiente es muy inclinada, asciende en zig-zag, no a pico. En los descensos mantén una ligera flexión de las rodillas, tus amortiguadores naturales.
10. Respetarás la naturaleza.
 
Montañismo de Venezuela y el Mundo.
Se Reserva el derecho de autor Copyright © por Cúspides Venezuela 2008.